Las selfies de Rembrandt


Rembrandt también cedió en su época a los selfies.

Vía | The New Yorker