¿Por qué las Administraciones Públicas deberían migrar a Software Libre?


INTRODUCCIÓN

El software libre no es una moda que haya surgido de repente. En los años 80, Richard Stallman comenzó lo que sería uno de los movimientos democráticos y de libertad más importantes de la historia. En 1985 declaró su manifiesto GNU para promover una alternativa libre a los monopolios del software. Esta revolución, iniciada en el ámbito de los ordenadores y de la computación, fue rápidamente adoptada o influida también para otros sectores, tales como el de la cultura, el de la investigación, el industrial, la sociedad de la información, etc.

Sin darnos cuenta, utilizamos software libre sin percibirlo y con gran satisfacción. Android, por ejemplo,es el sistema operativo para tabletas y teléfonos móviles más utilizado del planeta, basado en Linux. Cerca del 99% de los servidores y centros de datos del planeta utilizan Linux. La mayor parte de hosts de internet utilizan software libre, usando sistemas operativos Linux, bases de datos (MySQL, PostgreSQL, MariaDB, MongoDB...), gestores de contenidos (Joomla, Wordpress...), etc.

Desde hace algunos años vivimos una atroz crisis económica, en el que los gobiernos y los bancos tienen gran parte de culpa, pero, sobre todo, la mayor de las responsabilidades para sacarnos de ella.  Cualquier idea o iniciativa, por pequeña que sea, si consigue ahorrar gastos, pero, sobre todo, generar riqueza, será una batalla ganada.

Uno de los focos de gasto más importantes de las Administraciones Públicas es el uso del software. La migración de este software a alternativas de software libre es una necesidad crucial en estos tiempos, no sólo por el ahorro, si no también por por eficiencia, democracia, seguridad, libertad, vanguardia con las últimas tecnologías y progreso.

El software libre no sólo supone un ahorro para las Administraciones (por cierto, sufragado por nuestros impuestos), si no que dicho ahorro se puede invertir para lograr rebajas fiscales a los ciudadanos, especialmente para las personas y las familias más desfavorecidas.

La migración a software libre no sólo permite ahorro y rebaja fiscal. Hay multitud de ventajas, las cuales se detalla a continuación.


VENTAJAS DEL SOFTWARE LIBRE
  • Ahorro de costes. La mayor parte de las aplicaciones de software libre no tienen costes de adquisición ni de licencias.
  • Ahorro en hardware. El software libre ha demostrado ser potente, eficiente y óptimo, incluso en equipos antiguos, ampliando así la vida útil de éstos. Reaprovechar los viejos equipos conlleva un ahorro considerable de costes, al evitar la compra innecesaria de equipos nuevos.
  • Fuentes abiertas. El código fuente del software está abierto, es decir, que está disponible para poder ser estudiado, modificado y distribuido libremente. Es completamente reutilizable y no se depende de un propietario del código para tener permisos para usarlo, realizar cambios o implementarlo, con la consiguiente factura.
  • Independencia de proveedores. Cualquier necesidad, cambio, ajuste o adaptación puede solicitarse a empresas locales, sin hipotecarse con el fabricante. El software evoluciona y se actualiza según las necesidades de la Administración, no de las necesidades e intereses del proveedor.
  • Eficiencia en la Administración Pública. La eficiencia y optimización del software libre han quedado demostradas en los últimos años en las Administraciones Públicas de todo el planeta. En España contamos con ejemplos de referencia, tales como la Junta de Extremadura, la Junta de Andalucía, la Generalitat de Valencia, el País Vasco o Asturias, por poner solo algunos ejemplos.
  • Fomento de oportunidades de negocio y de empleo. Se fomenta la generación de negocio, pues la construcción, adaptación, reparación y mantenimiento del software pueden realizarlo empresas locales capacitadas. Ello repercute también en el fomento de la competitividad de las empresas y en la generación de puestos de trabajo. La competitividad repercute, a su vez, en una reducción de costes de licitación, con el consiguiente ahorro que ello genera.
  • Seguridad y calidad. Las comunidades de programadores velan por la automejora constante del software, de su calidad y de su seguridad.
  • Documentación y Soporte. El software libre cuenta con ingentes cantidades de documentación, manuales y cursos en la Web, así como también de foros de comunidades que resuelven casi cualquier problema técnico. Los defectos en el software son corregidos en tiempos muy cortos, por lo que hay disponibles versiones frecuentes del software, con correcciones y mejoras.
  • Software para cualquier necesidad. Existen aplicaciones de software libre para cualquier necesidad de las Administraciones: sistemas operativos, ofimática, gestores y servidores de correo electrónico, servidores de bases de datos, servidores web, servidores de comunicaciones y seguridad (proxys, cortafuegos, antivirus, etc.), estadística, entornos y lenguajes de programación, diseño gráfico (CAD, retoque de imagen, etc), edición y reproducción multimedia, educación, etc.
  • Compatibilidad y estandarización. El software libre es, en su mayoría, compatible con los formatos generados por otras aplicaciones propietarias. Por ejemplo, OpenOffice y LibreOffice son compatibles con los documentos generados por Microsoft Office. Además, también utilizan y promueven formatos estándar para una compatibilidad completa y universal. Por otra parte, la estandarización de tecnologías fomenta la competencia de especialistas y el abaratamiento de los costes por recursos humanos.



REFERENCIAS

He aquí unas pocas referencias sobre el ahorro de costes que supone el software libre en las Administraciones Públicas:
  • Se ha estimado que con el Sofware Libre, las Administraciones Públicas pueden ahorrar hasta un 70% en la instalación y en las licencias de aplicaciones informáticas.
  • El Ministerio de Justicia de Finlandia ahorró, entre 2003 y 2010, un 70% en software de oficina, pasando de los 6.787.000 euros de Microsoft Office a 2.063.000 euros de OpenOffice.
  • El Ayuntamiento de Munich ahorró 11,6 millones de euros migrando solamente de Windows a Linux, y de Microsoft Office a OpenOffice.
  • Brasil ahorró 225 millones de dólares en 2010, gracias al uso del software libre.
  • Francia ahorró 300 millones de euros solamente en la migración de su ofimática a alternativas de software libre.
  • La Xunta de Galicia ahorró 2,5 millones de euros en el ejercicio 2010-2011, migrando las aplicaciones ofimáticas de los ordenadores de los empleados públicos. Su objetivo es llegar a ahorrar 80 millones de euros.
  • El Gobierno de Canarias está ahorrando más de 700.000 euros anuales implantando sistemas de software libre y telefonía de voz sobre IP.
  • La Junta de Extremadura ahorró 30 millones de euros, gracias al desarrollo e implantación de Linex, su propia distribución Linux. Actualmente, está ahorrando 37 millones de euros anuales.
  • La Generalitat Valenciana ha ahorrado 3,8 millones de euros en 2012, gracias a Lliurex, su distribución de Linux, y a la migración de sistemas operativos, software de oficina y el desarrollo de aplicaciones de código abierto.
  • El Ayuntamiento de Zaragoza ha estimado un ahorro de cerca de un millón de euros anuales, gracias a la implantación y al uso de software libre.
  • El Ayuntamiento de Parla (municipio madrileño de unos 125.000 habitantes) ha empezado a implantar software libre en aplicaciones de oficina, con una previsión de ahorro de 200.000 euros anuales.
  • Comunidades Autónomas y Centros Universitarios españoles apuestan por el software libre, construyendo y fomentando este software a nivel de Administración, Educación, Empresa y Usuario normal. Entre sus numerosos proyectos, cabe destacar la construcción de distribuciones Linux reconocidas y galardonadas internacionalmente, tales como Linex, Guadalinex, Molinux , Lliurex o Asturix.

PROPUESTAS

A continuación se detallan algunas propuestas para conseguir migrar con éxito los sistemas actuales de las administraciones públicas a alternativas de software libre, así como también fomentar su desarrollo y la creación de empleo y riqueza en torno a las aplicaciones y servicios de las administraciones:
  • Realizar un inventario del actual parque de aplicaciones y herramientas informáticas de la Administración, dependencias e infraestructuras relacionadas. Este inventario cuantificaría también los costes y los compromisos de las licencias. Identificaría, además, cuáles son las aplicaciones imprescindibles y exclusivas para el funcionamiento de la Administración, sus dependencias y sus requisitos de funcionamiento y compatibilidad.
  • Estudio de alternativas de software libre para la migración de gran parte de las aplicaciones y herramientas actuales, analizando la compatibilidad con aplicaciones imprescindibles, los tiempos de implantación, los costes, el impacto, la capacitación, la viabilidad, el retorno de la inversión y el ahorro de los costes.
  • Como resultado del estudio anterior, realizar la migración gradual a software libre de los sistemas operativos y las aplicaciones de escritorio.
  • Migrar gradualmente a software libre, los sistemas operativos y aplicaciones de los servidores.
  • Migrar gradualmente a software libre, aplicaciones y herramientas de otros dispositivos, tales como smartphones, tabletas, etc.
  • Invertir el ahorro de los costes en una rebaja fiscal para los ciudadanos, reduciendo tasas e impuestos.
  • Fomentar la creación de empresas y el emprendimiento, especialmente a nivel local, para atender las necesidades de software libre de cada Administración Pública. Esta es una apuesta clara por el empleo y la generación de riquezas en cada municipio.
  • Incentivar y fomentar el uso del software libre en futuras necesidades tecnológicas que las Administraciones puedan demandar, especialmente para la eAdministración (Administración Electrónica), dada su criticidad y dependencia al servicio al ciudadano, así como también de la gran dimensión de sus costes.

CONCLUSIONES

La Administración Pública no puede mirar para otro lado en este escenario de crisis y de escasez económica. El software libre es un recurso valiosísimo que no podemos ignorar. No se trata solamente de ahorro de costes, pues el software libre significa, ante todo, libertad en casi todos los sentidos: la libertad de poder elegir, de poder acceder, de poder mejorar, de poder participar, de poder compartir... La libertad es uno de los derechos fundamentales de la humanidad, y ante esto, la política tiene la responsabilidad, el deber y el compromiso firme para regar la semilla de la libertad, a fin de que sus frutos sean devueltos y repartidos entre los ciudadanos. Y esos frutos, a su vez, contienen nuevas semillas para perpetuar esa libertad.

La migración a software libre es una apuesta por la optimización de recursos tecnológicos de las Administraciones Públicas, una apuesta para la mejora y la eficiencia de la tecnología al servicio del ciudadano, una apuesta por la libertad de la tecnología y de su uso; una apuesta por la innovación y el progreso; una apuesta para la generación de riqueza y de empleo; una apuesta para ganar, aunque sea sólo un poco, la batalla contra la crisis.


¿Qué opinas del software libre en las Administraciones Públicas? ¿Conoces casos de éxito? ¿Quieres compartir tu experiencia?

Entradas populares de este blog

OxygenOS ya está disponible

WhatsApp por fin integra la opción de cifrado

4 aplicaciones para estudiantes