Lo que no debería suceder

Las ideas son como las pulgas, saltan de unos a otros, pero no pican a todos.