Captura fotográfica de una explosión nuclear


Esta fotografía fue tomada a unos 7 kilómetros de distancia, en una explosión nuclear realizada durante las pruebas de la operación Tumbler-Snapper en Nevada, año 1952, con una cámara Rapatronic en menos de una milésima de segundo al momento de iniciar la detonación. La cámara Rapatronic puede grabar una imagen fija con un tiempo de exposición de unos 10 nanosegundos (1 nanosegundo = milmillonésima parte de un segundo).

Como otros datos curiosos de la imagen vista en PetaPixel, se sabe también que la bola de fuego capturada con la Rapatronic tras la detonación nuclear, es de unos 20 metros de diámetro y unas tres veces más caliente que la superficie del sol, algo que nunca quisiéramos sentir cerca.

Entradas populares de este blog

OxygenOS ya está disponible

WhatsApp por fin integra la opción de cifrado

4 aplicaciones para estudiantes